Superior

oreja_01

La sexualidad con los… ¿cinco sentidos?

¡Hola liant@s!

Sabemos que la sexualidad va más allá de los placeres y de las metas desesperadas. Más allá de la carne, de la piel y las miradas. La sexualidad ES, en todo su ser. Llena de estímulos, sabores, olores y miradas, una acción guiada por los cinco sentidos. Pero, ¿qué pasa si uno de esos cinco sentidos falla?
Cuando una persona tiene carencia de alguno de los sentidos, suele desarrollar el resto, siendo más sensible y perspicaz que el resto de las personas que viven con todos los sentidos. Una persona ciega, es capaz de sentir en mayor medida el cuerpo de la persona con la que mantiene una relación sexual. alguien sin voz, es capaz de expresar sus emociones más profundas a través de sus caricias. 
Una persona sorda es capaz de agudizar la sensibilidad de sus caricias, de los placeres… la yema de los dedos puede llegar a ser el mapa perfecto de la sexualidad del otro o la otra. Para las personas que carecen de uno de los sentidos no hay limitaciones en las relaciones, hay más limitaciones que ñas que puede haber en la mente de cualquier persona, sólo se necesitan prejuicios, una incorrecta educación sexual y otras tantas situaciones que nos pueden pasar de manera muy común, como una mala relación. 
La salud sexual también va más allá de los cinco sentidos, la encontramos directamente relacionada con nuestra salud física y emocional. Las personas que llevan audífono, descubren otro tipo de sexualidad, y no más completa, porque ya la podían vivir así, sino otra sexualidad. Descubren el sonido durante el coito, aprecian el rozar de los cuerpos, las respiraciones entrecortadas, la intensidad de la relación y los estruendos del orgasmo. Una persona sorda puede mejorar su audición y redescubrir su vida sexual. Afortundamente disponen de una gran variedad de estos aparatos y algunos de ellos a precios que logran estar a la altura de las necesidades de cualquier bolsillo, incluso a precio de fábrica, como Audífono Factory. Es una maravilla poder optar a una mejoría que proporcione abrir el campo de la sexualidad. 
Se preguntará por qué hablo hoy sobre este tema, y simplemente quise hacer una reflexión hacia aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad. Personas que tienen las mismas necesidades e inquietudes que cualquier otra y con las mismas oportunidades de vivir la sexualidad de una manera plena y saludable. Hace unos día, de camino a casa, vi a dos personas en actitud cariñosa (como dirían en la tele) sentados en un banco de la calle y una de ellas llevaba un audífono, me pregunté entonces: ¿cómo vivirá una persona con discapacidad auditiva la sexualidad? ¿Cómo la habrá vivido en su etapa de descubrimiento? Me asaltaron muchas cuestiones que espero tener la oportunidad de solventar. 
¡Bueno mis querid@s liant@s hasta otros líos!

, , , , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario