Superior

Pareja_Mallencamp

Nadie desestima el cobijo que da un verdadero querer

Esta claro que no está de moda AMAR. La simple palabra ya suena
exagerada y pedante en nuestra boca, llegando a ser tabú en lugar de ser
lo más usado. Uno sabe que lo aman por los actos y detalles, por las
miradas fijas y los gestos revueltos. Se sabe, porque se nota. Pero
igualmente, amar no se lleva. Por eso a veces te aman de puertas hacia
dentro y te aman bajito para que nadie descubra que tienes sentimientos
fuertes y puros hacia otra persona.

Es extraño, la gente
piensa que amar debilita, o que es para aquellas personas que precisan
de otra para mejorar su felicidad. Por eso callamos y guardamos los
sentimientos por si alguien nos descubre enamorados a traición. Lo que
la gente no piensa es que amar es de espartanos, de luchadores valientes
que no ven obstáculo que los detenga. Amar es más que una batalla, es
una guerra a dos que permite que ganen ambos.Pero también es una guerra
en la que pierdes con o sin honor.

Es verdad que no se
lleva amar, pero todo corazón cae redondo ante la desesperación de un
amor truncado, o se abre a ciegas para el amante que se entrega. Todos
esconden una pasión, un sentimiento a fuego grabado en el pecho y que
atormenta las sienes de cualquiera. Todo amor es poco para el que ama,
ya se sabe. El más duro mortal, que intentó refugiarse tras el cobijo de
la indiferencia, cayó rendido ante la dulzura de unos labios, de una
piel. Y el que no cayó, pasó la vida arrepentido por su falsa dureza.

Aquel
que amó y no supo enseñarlo al mundo, quedó vacío e incosciente para el
resto de sus días. Con las venas secas y el corazón arrugado. Uno que
amó y lo ocultó, reventó de amor y no sanó jamás la dura pena de ser
amante y no hacer amores. Al final, aquel que no se rindió al amor fue
débil. Y aquel que amó sin condición, agitó su vida, y despertó.

El
amor no debilita, el amor es para grandes guerreros y guerreras que
luchan con todas sus armas sin importar consecuencias. Porque saben, que
si un día pierden la fortuna de amar, habrán perdido la esencia de la
vida y el sentimiento que blanquea y purifica sus entrañas.

¿Te
averguenza que sepan que amas? ¿Por qué?. Te avergüenza que los demás
descubran que amas, cuando todos estarían deseando vivir tu amor. Nadie
desestima el cobijo que da un verdadero querer.

Ya lo dice el poeta que perdió…

Me he quedado sin pulso y sin aliento…

Me he quedado sin pulso y sin aliento
separado de ti. Cuando respiro,
el aire se me vuelve en un suspiro
y en polvo el corazón de desaliento.

No es que sienta tu ausencia el sentimiento.
Es que la siente el cuerpo. No te miro.
No te puedo tocar por más que estiro
los brazos como un ciego contra el viento.

Todo estaba detrás de tu figura.
Ausente tú, detrás todo de nada,
borroso yermo en el que desespero.

Ya no tiene paisaje mi amargura.
Prendida de tu ausencia mi mirada,
contra todo me doy, ciego me hiero.

Ángel González

, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario