Superior

Clitoris_anatomy_labeled-en

El clítoris, ¿qué sabes de él?

¡Hola mis queridas liantas!

El clítoris ha sido un gran desconocido popularmente a lo largo de los siglos. Existieron estudios que pudieron dar importancia al clítoris como elemento de la fisionomía del sexo de la mujer. Pero todos esos estudios quedaban en el olvido por la poca importancia que se le daba a la vulva. Realmente no es hasta el siglo XX cuando la doctora Helen O´Connel descubre la verdadera imagen de nuestro clítoris. ¿Tú sabes realmente que aspecto tiene?
Este es el clítoris, ¿qué te parece? Seguro que si hubieses tenido que dibujarlo, tendríamos un clítoris incompleto, formado tan sólo por un botón, por lo que vemos (el capuchón y el glande) pero hay mucho más allá escondido tras nuestra piel. Como observamos en la ilustración, el clítoris es mucho mayor de lo que siempre se ha planteado a lo largo de los años y por fin se le da el valor que realmente tiene para la mujer y la vivencia de nuestra sexualidad. 
El clítoris tiene una única función, DARNOS PLACER. No tiene otro motivo existencial. Y es por ello que debemos conocernos en profundidad y ahondar en nuestro universo sexual. Por ejemplo, ¿te miras la vulva? ¿Conoces todos sus rincones? Anímate y coge un espejo, observa todos tus rincones, descúbrete y luego lánzate a sentir. Conocer tu sexualidad favorece que puedas comunicar a tu pareja aquello que te hace sentir más cómoda, lo que te produce más placer. Obviamente también vamos a comunicar aquello que no nos gusta o nos produce algún tipo de rechazo. Cuanto más conozcas tu sexualidad, más dueña de ella serás.
¿Orgasmo vaginal o clitoriano? Va a ser que no.
 Hay muchas teorías y mitos sobre el orgasmo de la mujer. Sabemos que se usan dos categorías para describirlo: el orgasmo vaginal y el clitoriano. Y las mujeres nos debemos posicionar, y podemos sentirnos frustradas por no alcanzar uno de los dos. Toda la vida nos han vendido a una mujer que tiene orgasmos mientras practica el coito (penetración). En la industria del porno, la mujer no es muy valorada y las prácticas utilizadas distan mucho de las que de verdad pueden hacernos llegar al orgasmo. 
Yo no considero que existan estos dos tipos de orgasmos, como hemos visto, el clítoris se extiende a lo largo de nuestro sexo y las terminaciones nerviosas fluyen de igual manera. Estas terminaciones son tantas que a las mujeres les suele molestar el contacto directo si no están bastante exitadas. La vagina no tiene tantas terminaciones nerviosas como para provocar un orgasmo. ¡Imaginen parir si la vagina tuviera todas esas terminaciones nerviosas! El bebé provocaría un dolor aún más intenso del que ya es.

Pero bueno, hay muchas teorías. Yo me quedo con esta porque son muy pocas las mujeres que aseguran tener un orgasmo vaginal, y cuando lo tienen dudo mucho que no exista ningún otro tipo de estimulación. Es más, casi es un mito que las mujeres se introducen un dedo en la vagina para masturbarse porque les resulta más placentero la estimulación del clítoris. ¡El porno nos sigue haciendo mucho daño! Visualmente para el hombre, es más excitante la penetracón digital en la vagina, pero nada más lejos de la realidad.

Mis queridas liantas, no somos bichos raros por no tener un orgasmo durante la penetración sin estimulación del clítoris. Somos normales y es un porcentaje muy elevado. No obstante, puedes utilizar durante el coito diversas posturas que estimulen el clítoris mientras prácticas relaciones sexuales con penetración. Al final, como dijo una sexóloga en un curso que realicé hace unos días, es más interesante y completo hablar del ORGASMO, sin distinción ni aclaraciones según el origen. El orgasmo es el que es, no importa como lo consigamos.

Para terminar, les dejo un documental muy interesante sobre el clítoris que aborda diversos temas muy interesantes. Después de este video, muchas de sus dudas quedarán resueltas.

¡Hasta pronto mis liantas!
Mil besos.

, , , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario