Superior

orgasm-1

Nuestra obsesión por el orgasmo

Hola mis querid@s liantes y liantas!
Estamos en situación… nos vemos sumergidos en el acto sexual, en medio del éxtasis. Sentimos las caricias, los susurros, la respiración del otro sobre la piel. Erizadas de placer y entusiasmadas por el amante presente. Pero… ¿Nos abandonamos a la lujuria? ¿Preparamos el cuerpo para disfrutar del sexo?
Nuestra mente va por un lugar oscuro llamado obsesión. Nos pasamos todo el tiempo pensando en que tenemos que llegar al orgasmo, en que casi molestamos a la pareja por alargar la acción. Si nos está estimulando el clítoris con sus dedos pensamos que se estará cansando; si es oral, que se va a asfixiar, y si nos penetra, que ya no aguanta más sin eyacular. Y en tu cabeza sólo hace eco la frase: ¡no llego al orgasmo! Y al final no disfrutamos del acto, ni nos dejamos llevar.
Cuando nos masturbamos, el orgasmo esta absolutamente controlado, no nos paramos a pensar otras cosas. Estamos solas ante nuestro placer y no nos abandonamos a otros menesteres que no sean los que llevamos a cabo en el momento. Lo que demuestra que el orgasmo no es cuestión de ahínco, sino de libertad mental, de sentir realmente lo que estás viviendo sin permitir que los agobios por mantener una relación sexual coarten el placer. No hay que pensar que tenemos problemas sexuales, no tenemos porque padecer anorgasmia, sólo puede ser motivo temporal y/o mental.

Por otro lado, cuando no llegamos al éxtasis ellos pierden la cordura pensando que por su culpa no puedes alcanzarlo. Obsesionados por hacernos llegar al clímax, se les enredan las manos buscando, se desencajan la cadera o destrozan la mandíbula. Pero no pararán. Y al final pierden el ritmo, forcejean, se vuelven molestos y quieres que tu orgasmo sea un salvavidas más que un placer. Fíjense en este artículo de una revista masculina en la que explica a los hombres como conseguir el orgasmo feminino. Para ellos también es una obsesión, lo que se pone en nuestra contra cuando no pueden conseguirlo. Parece que el único responsable es el amante, y no es cierto. La responsabilidad de que un orgasmo llegue (tanto masculino como femenino) es responsiblidad de un conjunto de acciones durante la relación: la actitud de los dos, el ambiente, las habilidades de ambos, etc.

http://www.menshealth.es/sexo/ellas/articulo/5-tecnicas-para-conseguir-el-orgasmo-femenino

Si pensásemos que el orgasmo no es nuestro fin último, si nos dejásemos llevar por el momento y por las caricias quizás no tendríamos tantos problemas y convertiríamos el sexo en un paseo en lugar de una carrera. Cuando hablamos del orgasmo muchas veces se convierte en sinónimo de “llegar al final”, y eso tiene que ser una expresión susceptible de ser eliminada de nuestro vocabulario. OJO, no quiero decir que las relaciones sexuales no tengan que estar provistas de uno o varios orgasmos. Evidentemente nuestra pareja debe buscar el placer de ambos, al igual que debes procurarlo tú también, pero ¡relájate mujer! Deja llevar tu mente y mantente atenta al tacto de tu piel, a los estímulos y las exquisiteses del sexo. No obstante, si no puedes lograrlo, te doy unas pautas para ayudarte a conseguirlo.

¿Qué hacer para evitar esta obsesión?
    • Para empezar abandónate a las caricias y prepara tu cuerpo para el sexo. Haz de tus juegos preliminares un inicio perfecto 
    • Prejuicios: dependiendo del tipo de educación que hayamos tenido, muchas mujeres pueden padecer un fuerte sentimiento de culpabilidad cuando mantienen relaciones sexuales, o pueden no verlas del todo positiva y aceptables, lo que puede hacer que el orgasmo no sea una tarea fácil
    • No silencies tus emociones durante el coito. Si quieres gritar, grita. Jadea, agárrate a las sábanas o clava tus uñas. Haz aquello que te pida el cuerpo, siempre que no hagas daño a tu pareja o le incomodes
    •  Fantasea. Prepara algo divertido, métete en el papel y sé el personaje más peculiar o sensual, podrás elegir ser quien te apetezca. Piensa en algo que te motive de verdad, no tengas vergüenza. Ambienta el espacio, usa un vestuario sugerente y no salgas del personaje. ¡Verás que divertido!
      • Esto es muy importante, las mujeres somos distintas unas de otras. Las mismas caricias no hacen disfrutar del mismo modo a todas las mujeres. Se hace muy inverosímil afirmar que el cuerpo de la mujer es completamente idéntico y por lo tanto no todas obtendrán un orgasmo del mismo modo. Leer guías de bolsillo no es la mejor opción cuando se cuadricula la forma de hacer sentir placer a una mujer y se muestra un único modo. Lo mejor que podemos hacer es DESCUBRIR. Descubrirnos nosotras mismas a través de la masturbación, incluso el truquito del espejo para ver nuestra anatonomía más íntima puede ser una herramienta fantástica para aprender cual es nuestro punto exacto de placer. Por otro lado, hacer partícipe a tu pareja de tus descubrimientos y decirle que te gusta y que no, será un camino sin obstáculos hacia tu orgasmo.
       Bueno mis liantas y liantes, sólo quiero dejar el mensaje de que el orgasmo es importante en las relaciones sexuales y que ambas partes de la pareja deben hacer lo posible para que el otro sienta placer, no focalizando el acto en nuestro propio disfrute sólamente. Pero esto no debe convertirse en un obsesión, que a veces podemos tener una relación placentera y si no llegamos al orgasmo, no pasa nada. Hacer ver a nuestra pareja, que no hay ningún problema si un día no has llegado al clímax. Eso sí, que no se convierta en una costumbre. 
      Para acabar, un regalito. Mira este video, ¿identificas la situación que explica? 
        
      Hasta pronto mis liantes y liantas, espero que les haya gustado mi post. 
      Mil besos si los aguantan! 😉 

      , , , , , ,

      No comments yet.

      Deja un comentario