Superior

varied090211c-1

VIGOREXIA, OTRA CONSECUENCIA DEL CULTO AL CUERPO

Hola mis queridos/as liantes/as!

Hoy vamos a hablar de un tema por petición de un liante, un trastorno masculino muy frecuente en la actualidad.
Desafortunadamente, el barullo de la sociedad (del que ya hemos hablado en otro post) al que estamos sometidos produce en nosotros un fuerte desequilibrio en la autoestima y el autoconcepto. En algunas ocasiones ese desequilibrio pasa la frontera de lo saludable y comienza a afectar a un cuerpo que creemos indestructible. En casos graves, podemos hablar de que el resultado de esta masacre corporal se convierte en largas temporadas de hospitalización, e incluso la muerte. 

Cuando surgió el concepto de los trastornos psicológicos sólo se pensaba en la mujer como vícitima directa. A medida que han pasado los años el número de hombres ha ido en aumento y los casos se han agravado considerablemente tanto en casos de anorexia, bulimia o vigorexia. 

Distorción del esquema corporal

¡Estén atentos! Hoy el culto al cuerpo está tan generalizado que pocas personas podrían predecir que sufren un trastorno o que alguien de su entorno lo padece. Los gimnasios están llenos de hombres y mujeres ansiosas por mejorar su figura, y sería complicado diferenciar quién sufre un trastorno.  A continuación vamos a ver en que consiste realmente la VIGOREXIA y cómo podemos detectarla.

Quiero decir, que los hombres también sufren anorexia o bulimina, pero los casos son menores. En esta entrada he visto interesante hablar del trastorno masculino más latente en la sociedad debido a lo desapercibido que pasa y la necesidad de tener información para poder detectarla.

 

¿QUÉ ES LA VIGOREXIA?

Es un trastorno mental, no es estrictamente alimentario, que se caracteriza por la excesiva preocupación del físico y una distorsión del esquema corporal (Trastorno dismórfico corporal (TDC)). También se le conoce como Complejo de Adonis.

Las características físicas se perciben de manera distorsionada,
al igual que lo que sucede cuando se padece anorexia; pero a la inversa. Se trata de una persona que siempre se encuentra con carencia de tonicidad y
musculatura, puede sentir una necesidad obsesiva de realizar ejercicio
físico para mejorar su aspecto corporal, haciéndolo de forma compulsiva. Los cuerpos suelen
desproporcionarse, adquiriendo una musculatura no acorde con la talla de
la persona.

CARACTERÍSTICAS
  • Invertir todas las horas posibles en hacer deportes para aumentar la musculatura, dejando de lado otros aspectos de su vida (familia, amigos, pareja, trabajo, estudios)
  • Modificaciones de la dieta 
  • Tendencia a la automedicación, así como el riesgo de abusar de sustancias como hormonas y anabolizantes esteroides
  • Mirarse constantemente en el espejo y aún así sentirse delgados y débiles 
  • Pesarse varias veces al día y hacer comparaciones con otras personas que hacen fisicoculturismo
  • La enfermedad deriva en un cuadro obsesivo compulsivo, que hace que la persona vigoréxica se sienta fracasada, abandone sus actividades y se encierre
    en un gimnasio día y noche

    CONSECUENCIAS
    Tener este problemático trastorno ocasiona en los vigoréxicos una serie de problemas que perjudican seriamente la salud física y mental del invidiuo. 

    • Numerosos problemas orgánicos y lesiones pueden aparecer cuando la práctica deportiva es excesiva
    • En ocasiones se consigue una desproporción corporal muy llamativa (por ejemplo, cabeza pequeño y cuerpo sobremusculado o el torso desarrollado y las piernas delgadas)

    • Incrementar la presión arterial
    • Puede alterar el ritmo cardíaco
    • La pérdida de reservas energéticas puede provocar fatiga generalizada
    • Aumenta el dolor de músculos y articulaciones. Provoca fuertes dolores de cabeza
    • En algunos casos se detecta temblor en las manos y otras partes del cuerpo
    • Mayor nerviosismo e irritabilidad
    • Disminuye el apetito
    • Hay afectados que sufren graves trastornos del sueño
    • Se reduce el impulso sexual
    • Se sufren carencias nutricionales muy peligrosas para nuestra salud

    • Puede provocar osteoporosis. El exceso de proteínas que se ingieren,
      al metabolizarse en el organismo, se convierten en ácido úrico,
      producto tóxico que afecta a la absorción del calcio, ya que se elimina
      en grandes cantidades por la orina

    TRATAMIENTO
     
    El tratamiento contra la vigorexia tiene como objetivo cambiar la visión
    que la persona tiene sobre su cuerpo. Intentar hacerle ver la realidad,
    no la realidad deformada que él ve cuando se mira en el espejo. Fundamentalmente debe ser de tipo
    psicológico. El entorno afectivo cumple una función muy importante
    en su recuperación, al brindarle apoyo cuando intentan disminuir su
    programa de ejercicios a rutinas más razonables.

    Eso sí, el tratamiento de la vigorexia siempre debe estar supervisado por
    profesionales de cada una de las disciplinas que se interrelacionan: la fármacoterapia, la psicología y un
    tratamiento dietético a cargo de expertos en nutrición humana para
    regular de nuevo su alimentación.

    Ante estos trastornos, la prevención es la mejor solución. La
    anorexia, bulimia
    y vigorexia son trastornos de alimentación que están todos
    íntimamente relacionados entre sí: la obsesión por una aceptación del entorno
    social y por una imagen corporal perfecta.

    Eso sí mis liantes/as, la práctica del deporte de manera saludable implica benificios físicos y mentales que aportan en nuestro día a día una mejora de la autoestima y nuestro rendimiento físico. Aumenta considerablementa nuestra calidad de vida.

    Hasta pronto mis liantas y liantes.
    ¡Mil besos si los aguantan!

    , , , , ,

    No comments yet.

    Deja un comentario